NUESTRO CAFÉ

CAFÉS INAMAR

Nuestras variedades

En Inamar se hace una cuidada selección de cafés arábicas de origen Colombia, Costa Rica, Brasil, Nicaragua y Kenia, para conseguir en el producto final un equilibrio de sabor, cuerpo y acidez a la altura de los paladares más exigentes.

variedades.jpg

Elaboramos el café artesanalmente

Tueste y torrefacción

Nuestro café se elabora artesanalmente con el método tradicional de los maestros tostaderos. En el tueste, los granos aumentan su tamaño. Al principio de la aplicación del calor, el color de los granos verdes pasa a amarillo, luego a marrón canela. Es en ese momento cuando el grano pierde su humedad. Cuando la temperatura en el interior alcanza alrededor de los 150 °C, salen los aceites de los granos. En general, cuanto más aceite hay, más sabor tiene el café.

Durante el tueste, los granos se agrietan de una forma similar a la de las palomitas de maíz que explotan bajo calor. Hay dos momentos de «explosión» que se utilizan como indicadores del nivel de tueste alcanzado.

En función del tipo de tueste del grano nos encontramos con dos tipos de café: Natural, se obtiene tras realizar un tueste en constante movimiento a una temperatura de entre 150 y 200 ºC. Torrefacto, es el resultado de tostar el café con azúcar 100% natural (15 Kg por cada 100 Kg de café). El resultado es un café de color más oscuro con un sabor más fuerte e intenso

Efectos saludables de una taza de café

Como cualquier otra excitante, la ingesta de café ha de ser moderada. No obstante, son significativos los beneficios en la salud de tomar café a diario.

MÁS INFORMACIÓN

Preparación

El grado de espesor de la molienda tiene un impacto importante en el proceso de elaboración de la bebida, y es crítico saber combinar la consistencia del grado de fineza del café con el método de elaboración para poder extraer un sabor óptimo de los granos tostados. Los métodos de la elaboración del café que exponen la molienda de café a agua calentada durante mucho tiempo necesita que las partículas tengan un mayor grosor que si, en cambio, se utilizan métodos más rápidos. Los granos que se muelen demasiado para un determinado método de elaboración expondrán demasiada área superficial al agua caliente y producirán un gusto amargo y áspero. En el otro extremo, si se muele poco y se dejan partículas excesivamente gruesas, se producirá un café débil, acuoso y falto de sabor. El índice de deterioro aumenta cuando el café está molido, como resultado de la mayor área superficial expuesta al oxígeno. Con el aumento del café como bebida de gourmet se ha hecho muy popular moler los granos en casa justo antes de elaborar la bebida, y hay disponibles muchos aparatos electrodomésticos que permiten realizar este proceso.

Conservación

El café tostado y molido se deteriora fácilmente a causa del aire, la humedad, el calor, el tiempo y aromas de otros productos. Para conservarlo, recuerda:

CAFÉ MOLIDO
El café tostado, empaquetado en bolsas normales garantiza su frescura cuando está molido hasta por un mes y en grano, dos meses. En bolsas especiales que protegen el aroma puede ser guardado hasta seis meses. El café empaquetado al vacío se conserva hasta por un año.

CONSERVACIÓN DEL CAFÉ
Una vez abierto el paquete, almacena el café en recipientes herméticos en el lugar más frío y seco disponible, preferiblemente en la nevera o en el congelador. Porción individual: Si utilizas el café tostado en grano, muele solamente la cantidad que vas a necesitar para la preparación individual.

Presentación

Existen infinidad de métodos de consumo del café, aunque uno de los principales suele ser con azúcar añadida. En ocasiones se le añade chocolate o especias como la canela, nuez moscada, carda o una rodaja de limón y hielo. Generalmente se sirve caliente, pero recientemente se han ido extendiendo bebidas congeladas a base de café. En algunos países, es costumbre tomarlo también con hielo. El gusto por el café no es espontáneo, sino que debe cultivarse, puesto que su sabor es fuerte y amargo. Existe una gran cantidad de variaciones en la preparación del café, que incluyen otros ingredientes como: licores, cremas y especias.